fbpx

¿Educación en tiempos de Coronavirus?

Bien, la iglesia se ha logrado adaptar y ahora los cultos dominicales se transmiten por internet, por YouTube Live, Facebook Live e Instagram Live. Se ha logrado tener reuniones de grupos pequeños por video llamadas en Zoom, Google Meet o Hangouts, u otros similares. Pero ¿Cómo lo hacemos con la educación?

¿Educación Online?

Hay un área en que la iglesia aún no ha podido sobrellevar aún, y es la de la educación: Discipulados, estudios bíblicos, seminarios, entre otros.

Y es que la iglesia no solo se trata del mensaje del domingo, sino que la enseñanza bíblica es parte fundamental del crecimiento a imagen de Cristo de cada creyente.

Ahora que no podemos reunirnos presencialmente, y eventualmente tampoco tener material físico para el estudio (libros o guías que usualmente se entregaban), el desafío hoy es abrirnos nuevamente a lo digital, en línea.

Hay diversas herramientas para ello, algunas más sencillas que otras, algunas más completas que otras. Las más comunes pueden ser Moodle y Dokeos, junto a otros servicios de cursos online como Udemy, Teachable y otros similares, aunque estos últimos son tan abiertos que sería un despropósito publicar por ahí los estudios.

También hay alternativas que funcionan en el mismo sitio web actual (si es que usas WordPress) con plugins llamados LMS (Learning Management Systems). Algunos de ellos pueden ser LearnDash o LifterLMS.

¿Se puede reemplazar la educación presencial?

Personalmente creemos que no del todo. La educación cristiana es mucho más que solo traspasar conocimientos. Se trata también de relaciones personales, compartir. Ver el ejemplo en otros, y crecer en carácter cristiano.

No obstante, podemos acercarnos bastante. Si se utilizan de buena manera las herramientas de estudio (como las mencionadas anteriormente) y en conjunto con videollamadas o llamadas telefónicas reales, donde puedan interactuar los alumnos con el maestro, y también puedan tener tiempo de oración, sin duda que se aprovechará mucho mejor este tiempo de Coronavirus.

La alternativa es dejar todo pausado, y no tener estudios hasta que todo vuelva a la normalidad. Pero ¿sabemos cuándo será eso? No vale la pena esperar tanto. De hecho, quizás hasta sea una gran oportunidad para que la iglesia en general se sume a la tecnología y le saque partido.

Si quieres implementar alguna de estas herramientas o sistemas, pero no cuentas los conocimientos técnicos, no dudes en escribirnos. ¡Podemos ayudarte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Suscríbete

Suscríbete a nuestro blog y no te pierdas las novedades.

Artículos recientes