¿Iglesias haciendo Marketing Digital?

¿Es bueno que una iglesia haga marketing digital? ¿No es suficiente predicar el evangelio? En este artículo abordaremos este punto.

¿Es bueno que una iglesia haga marketing digital? ¿No es suficiente predicar el evangelio? En este artículo abordaremos este punto.

¿Qué es el Marketing Digital?

Antes de responder, quisiera primero definir bien a qué nos referimos con Marketing Digital. ¿Para qué sirve, y cómo funciona?

Básicamente Marketing quiere decir publicidad, pero en este caso de manera digital, por internet. Pero publicidad no necesariamente debe ser para vender algo, o de manera “frívola”, sino que puedes hacer público algo que de otro modo pasaría desapercibido.

El Marketing Digital, en concreto puede ser cosas como: Estar en redes sociales, compartir artículos o imágenes, enviar correos informativos a una base de datos de usuarios, pagar a Google para aparecer en los primeros resultados, o pagarle a Facebook e Instagram por mostrar un mensaje o publicación a un público específico… entre otros.

¿Puede una iglesia hacer Marketing Digital?

Pienso que la pregunta mas bien sería ¿Por qué no? Quizás los más conservadores pudieran pensar que basta con predicar el evangelio en las calles, y el Espíritu Santo hará el resto. Quizás piensen que al hacer publicidad lo que se busca es “llenar la iglesia”, o buscar más fama o peor aún, se busca tener más cantidad de diezmos.

Para ser honestos, ese es un pecado que quizás varias iglesias o pastores puedan cometer. Pero sería un problema del corazón del hombre, y no del marketing en sí mismo.

Si nuestra verdadera motivación es la compasión por el mundo, el amor por el prójimo, y querer alcanzarlos con la buena noticia de salvación, entonces utilizar el marketing digital es un excelente medio para lograrlo.

Pondré 3 ejemplos para demostrar la gran utilidad que tiene:

  • Una mujer, no cristiana, que esté luchando con la idea de abortar su bebé, y tiene temor de tomar esa responsabilidad. Ante su duda va a Google a buscar información sobre los problemas de abortar, o incluso qué piensa Dios sobre el aborto… Y termina llegando a un artículo o a un video que tu iglesia publicó sobre el tema. Le hace sentido, se siente conmovida, y decide asistir a tu iglesia o bien buscar una iglesia cercana que pueda darle apoyo en esta difícil decisión. Eso se lograría con artículos, contenidos de valor, y quizás con Google Ads para aparecer en los primeros resultados de búsqueda.
  • Tu iglesia está haciendo una conferencia sobre los peligros de las drogas, el enfoque es llamar a la juventud de tu barrio a que recapaciten y encuentre “la salida a sus problemas” en Jesús y no en las drogas, con un enfoque claramente evangelístico. Con Facebook e Instagram Ads podrías mostrar la invitación a dicha conferencia justamente a hombres y mujeres entre cierto rango de edad, y que vivan en tu sector. Quizás algunos de ellos estén buscando ayuda, y la invitación les “llegue del cielo” en el momento exacto.
  • Tu iglesia tiene muchas visitas, pero se hace difícil abordar tantos temas bíblicos semana a semana en el sermón. Podrías tener a todos ellos en una lista de correos, y enviarles un artículo, un video o un pequeño estudio bíblico semana a semana, o una vez al mes. Cada uno de ellos podría verse edificado, a la vez que el domingo pudieras seguir enfocándolo en la serie que estás tratando.

Bueno, son solo ejemplos, existen muchos más. En la actualidad prácticamente el 100% de personas mayores de 16 años tienen celular y redes sociales. Si tu no estás ahí, otro estará. En especial, estará el enemigo del evangelio, que está buscando como león rugiente a quien devorar.

No le tengas miedo a la tecnología, mas bien utilízala para la gloria de Dios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Suscríbete

Suscríbete a nuestro blog y no te pierdas las novedades.

Artículos recientes